Stock options como salario

Las empresas españolas cada vez optan con mayor frecuencia por la retribución variable a sus trabajadores, particularmente en puestos directivos, pero no solo en éstos. Especialmente va adquiriendo mayor aceptación una de éstas fórmulas, consistente en la entrega a los empleados de opciones de compra de acciones de la compañía empleadora a precios “preferentes”.

Estas opciones sobre acciones suponen un derecho reconocido a cambio de una contraprestación económica. El trabajador tiene la posibilidad de comprar acciones, en un momento concreto a un precio fijado previamente por él y su empleador.
Éste sistema además de los beneficios económicos que en su caso pueda reportar para los trabajadores, se convierte en un incentivo utilizado por la empresa para orientar los esfuerzos de sus empleados a conseguir que las acciones de la compañía aumenten su valor.
Una vez llegada la fecha prevista por las partes para ejercitar la opción, pueden ocurrir dos cosas, que el precio fijado en su día sea superior al precio de mercado en cuyo caso el trabajador no ejercitará la opción, o que el precio prefijado sea inferior al de mercado, en este caso el empleado puede ejercitar tal derecho porque resulta más ventajoso que comprarlas en el mercado.
Las plusvalías que pueden obtener los trabajadores con éste sistema al derivar de su prestación de servicios laboral tienen la consideración de salario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *