Despido por ausencias justificadas

Un trabajador puede recibir carta de despido por ausencias justificadas al trabajo, siempre que la empresa cumpla con los requisitos previstos en el ET. Éste prevé esta posibilidad en su artículo 52 d) cuando las ausencias superan un 20 % de la jornada normal del mismo.

Para proceder al despido la empresa tendrá que cumplir con las obligaciones formales del despido por causas objetivas. En otros post he comentado estos requisitos para proceder al despido objetivo (preaviso, indemnización de 20 días, entrega simultánea de indemnización con carta de despido etc).

Sobre ésta causa de despido objetivo traigo hoy al blog la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía de fecha 16 de mayo de 2016, pues recoge un pronunciamiento muy interesante respecto al cómputo de estas ausencias justificadas a los efectos de cumplir con los umbrales previstos para el despido.

En el caso analizado por la sentencia el Ente Público Andaluz de Infraestructuras procedió a realizar un despido por ausencias justificadas del trabajador, realizando un computo de todo los minutos en los que el trabajador se había ausentado, pues la realidad era que en la mayoría de las ocasiones en que el trabajador había faltado a su puesto de trabajo no habían sido ausencias de un día completo sino de una parte de la jornada. Éstas ausencias habían sido por enfermedad en algunas ocasiones, tanto propia como de familiares, aunque la mayor parte de las veces como consecuencia de su cargo de concejal municipal para el que había sido elegido.

La Sala del TSJ considera que efectivamente a efectos del cómputo se deben tener en cuenta sólo las jornadas completas, y no las ausencias parciales del puesto de trabajo, y ello porque interpreta el término jornadas hábiles que aparece en la ley como jornadas completas. Además considera la sentencia que una interpretación extensiva dificultaría al trabajador el control sobre la posible concurrencia de la causa, pues le obligaría a cuantificar los minutos de su jornada, cuando no existe costumbre en la empresa de comunicar a los trabajadores su jornada desglosada por minutos.

Por tanto a los efectos de determinar si concurre o no la causa el cómputo de las ausencias lo debemos teniendo en cuenta las faltas justificadas que hayan afectado a la jornada completa y no a una pequeña parte de la jornada. En el caso analizado la Sentencia declaró la improcedencia del despido como consecuencia de la actuación de la empresa, que pretendió una aplicación demasiado amplia del artículo 52. d) de Estatuto de los Trabajadores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *