¿Qué es la jubilación activa?

La jubilación activa permite compatibilizar la percepción de la pensión de jubilación con la realización de trabajo por cuenta ajena o por cuenta propia. Nace en nuestro país de la mano del Real Decreto Ley 5/2013 de medidas para favorecer la continuidad de la vida laboral de los trabajadores de mayor edad y promover el envejecimiento activo. La regulación actual se encuentra recogida en el artículo 214 de la LGSS bajo el titulo de envejecimiento activo. En el presente artículo pretendo exponer algunas notas  sobre el llamado envejecimiento activo, pero recuerde si quiere un asesoramiento concreto de su situación no dude en realizar la consulta de su caso.

¿Quien puede acceder a la jubilación activa?

Los requisitos previstos para acceder a éste tipo de jubilación vienen recogidos en el artículo 214 de la LGSS y son los siguientes:

  1. Haber alcanzado la edad de jubilación. En este punto además hemos de recordar que no se tienen en cuenta las reducciones aplicables por la penosidad del trabajo o el grado de discapacidad de la persona.
  2. Haber alcanzado el periodo máximo de carencia (periodo previo de cotización). De tal forma que la pensión que perciba el beneficiario debe alcanzar el cien por cien de la base reguladora.
  3. Respecto al trabajo a realizar, a diferencia de lo que ocurre con la jubilación parcial en el denominado envejecimiento activo se podrá compatibilizar la percepción de la prestación con un trabajo a jornada completa o a jornada parcial.

Base reguladora en la jubilación activa

Respecto a la obligación de que el porcentaje aplicable sobre la base reguladora alcance al 100 por ciento se ha pronunciado la jurisprudencia del Tribunal Supremo. Siendo la última sentencia sobre el particular la STS 24 enero 2018.

En ella se viene a confirmar que éste es un requisito ineludible y que por tanto no podrán acceder a la jubilación activa aquellos que no alcancen el 100 por ciento de la base reguladora. Por tanto una vez alcanzada la edad de jubilación aquellos que no alcancen este porcentaje no podrán aumentar su porcentaje con la situación de envejecimiento activo. Así podemos leer en la sentencia:

“La solución plasmada en la sentencia de contraste es contraria al espíritu de la norma, que persigue mejorar a quienes acreditando el máximo periodo de cotización se jubilan y siguen trabajando, pero no a quienes no reúnen el máximo periodo de seguro y pretenden alcanzarlo con cotizaciones posteriores a su jubilación, cotizaciones de menor cuantía, al ser sólo por incapacidad temporal y contingencias profesionales, lo que supone alcanzar el porcentaje del 100 por 100 de la pensión sin cotizar por la contingencia de jubilación, esto es discriminar favorablemente a quien cotizó menos, objeto carente de justificación”.

¿Cual es la cuantía de la jubilación activa?

En principio el beneficiario de la pensión puede percibir el equivalente al 50 por ciento de la prestación y compatibilizarlo con el trabajo por cuenta ajena. Aunque en el caso del trabajo por cuenta propia la cuantía de la prestación puede alcanzar el 100 por ciento. Para realizar un calculo más exacto en su situación concreta no dude en contactar con nosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *