Claves para afrontar el despido

claves para afrontar el despido

La experiencia me ha enseñado que desde el punto de vista legal existen varias claves para afrontar el despido. Durante toda mi trayectoria profesional, y especialmente en los años más graves de  “la crisis” he tenido que actuar en distintos casos de despido, tanto desde la perspectiva empresarial, como desde la del trabajador.

Muchos de estos casos han llegado a pleito ante la falta de acuerdo entre las partes, y he tenido que defender tanto a unos como a otros ante los tribunales.

Cuales son a mi juicio éstas claves para afrontar el despido

Considero que resulta necesario dar unas breves notas sobre cómo tiene que actuar el trabajador, desde el punto de vista de sus garantías legales, en el momento en que la empresa le comunica su despido, sea por el motivo que sea. Por tanto este post está enfocado sobre todo hacía la posición del trabajador.

Cómo siempre digo, sea el asunto que sea, y más en asuntos tan serios e importantes como éste, siempre hay que estar bien asesorado por un profesional especializado. Pero cómo muchas veces somos esclavos de las circunstancias y no podemos controlar los tiempos, daré las claves para afrontar el despido que el trabajador debe tener en cuenta si se encuentra solo ante esta situación.

En primer lugar debe leer con detenimiento la carta de despido que la empresa le haya entregado, para lo cual debe tomarse el tiempo que necesite. Debe existir carta de despido puesto que si no existe comunicación escrita, el despido es improcedente.

La carta deberá especificar con claridad y detalle los motivos que originan su despido, ya sea despido disciplinario o despido por causas objetivas. Y ello porque todo despido debe tener una causa, el despido sin causa es también improcedente.

Y en este punto pueden pasar dos cosas, o bien que la causa alegada no exista realmente, en cuyo caso el despido será improcedente, o bien que sí exista la causa alegada, en cuyo caso tendremos que analizar si la medida adoptada por la empresa (el despido) es proporcional a los hechos que se exponen en la carta.

El trabajador en todo caso puede firmar la carta, siempre que se aseguré de que la misma sea simplemente eso, una carta, y no ningún tipo de acuerdo, eso sí deberá comprobar que la fecha consignada en la carta coincide con la fecha en la que efectivamente se la entregan. La firma de la carta sólo acredita su recepción por el trabajador, por lo que podrá firmarla sin perder ninguno de los derechos que le corresponden. En todo caso siempre puede firmar “recibí no conforme”.

Si tiene en cuenta todas estas notas podrá tener una idea de sí el despido que ha sufrido es o no procedente, y en su caso podrá analizar con más rigor con el abogado de su confianza las posibles medidas a adoptar frente al mismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *